Si estás pensando comprar una bomba para tu alberca, es necesario que tomes en cuenta los siguientes factores.

Potencia de la bomba: para saber cuál es la bomba adecuada es necesario medir la cantidad de agua que puede tener la alberca. La bomba tiene que ser capaz de mover toda el agua en un tiempo máximo de 8 horas.

Alimentación eléctrica: es importante tomar en cuenta la tensión eléctrica de la casa, porque cada bomba (según su tipo), trabaja a diferentes voltios.

Capacidad de filtro: se tiene la idea que comprar una bomba super potente de alta presión, es la mejor opción, sin embargo, esto es un error, ya que el filtro tiene una capacidad de filtración determinada, lo que significa que no puede procesar grandes cantidades de agua según su capacidad. El no tomar en cuenta la capacidad del filtro provocará que el agua de la piscina no se limpie correctamente.

Cuadros de control para bombas de alberca: los cuadros de control son muy útiles porque permiten que la alberca funcione casi en automático. Esto se debe a que incluyen un reloj de 24 horas que se puede programar para que la bomba inicie su trabajo de filtración y lo ejecute de forma óptima.

Artículo creado con información de superpools.mx.